Problemas fiscales en los pagos a los agentes de los futbolistas

Hace unos días ya escribí un post sobre la presión fiscal en los deportistas de élite y ahora quería hablar sobre como aprieta Hacienda a los agentes de los futbolistas.

En primer lugar es muy importante tener en cuenta que el cliente del agente es el mismo futbolista y a él debería ir dirigida la factura. Otra cosa es que se acuerde que el pago lo acabe haciendo el club, que lo hará siempre en nombre del jugador.

Y este es un tema muy importante porque no puede existir conflicto de intereses entre jugador y club.

Para regular esta situación está el reglamento FIFA sobre las relaciones con intermediarios, lo más destacable es:

  • Se exige un contrato por escrito que sea muy claro (con exclusión de familia y abogado)
  • Se han de facilitar todos los datos
  • Se tiene que garantizar que no existe conflicto de interés

El problema que suele aparecer es que ante la intermediación del agente (para negociar un contrato nuevo o para una renovación) al final se pacta que sea el club quien pague al agente y éste emite la factura al club, cosa que ya le va bien al jugador y al club porque los jugadores obtienen rentas del trabajo y no pueden deducirse el pago al agente.

Precisamente los inspectores están atentos a las noticias para saber cuando llega el agente al club y a la ciudad y es entonces cuando salta la liebre y piden el contrato entre el agente y el jugador. En éste caso piden que el jugado demuestre como paga al agente, pero como ha pagado el club, la Agencia considera que el pago al agente de 100 más IVA es renta del trabajo imputable al futbolista (en Catalunya al 56% IRPF). Y al club le dicen que debería haber retenido el 52% por ser renta. ATENCIÓN, o paga uno o el otro, no los dos, que seria doble imposición.

Hay otro problema con el IVA ya que no e deducible porque es renta del trabajo y no se puede pedir su devolución.

Como veis, esto es ruinoso para el jugador y para el club. Y por si fuera poco, cada inspector tiene su criterio. Aunque lo cierto es que si existe contrato con el agente y el futbolista, hay pocas esperanzas. Si no hay contrato a lo mejor hay más suerte para librarse de la sanción.

La ventaja del nuevo reglamento es que ya no hay conflicto de intereses, así que si se pacta hay más juego.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s